Blog

Claves de la nueva ley de protección de menores en entornos digitales

La nueva ley de protección de menores en España incluye varias disposiciones importantes para la seguridad y el bienestar de los menores en el ámbito digital. A continuación, te resumimos las claves principales del anteproyecto de ley:

  1. Edad mínima para redes sociales: la edad mínima para registrarse y acceder a redes sociales se eleva de 14 a 16 años. Por debajo de esta edad, se requerirá el consentimiento de los padres o tutores legales.
  2. Prohibición de lootboxes: se prohíbe el acceso de menores a mecanismos aleatorios de recompensa (lootboxes) en videojuegos, debido a los riesgos de comportamientos compulsivos y adictivos. Los proveedores deberán implementar sistemas de verificación de edad efectivos.
  3. Control parental por defecto: los fabricantes de dispositivos con conexión a internet deberán incluir herramientas de control parental activadas por defecto, así como información sobre los riesgos del uso inadecuado de estos dispositivos. Estas herramientas deben ser gratuitas y los dispositivos deben cumplir con estas normativas para ser comercializados en España.
  4. Verificación de edad: la ley establece que se deben desarrollar sistemas efectivos de verificación de edad para evitar el acceso de menores a contenidos perjudiciales, alineados con las especificaciones técnicas de la identidad digital europea (EUDI Wallet).
  5. Regulación del uso de dispositivos en centros educativos: los centros educativos tendrán la potestad de regular el uso de móviles y otros dispositivos, tanto en aulas como en actividades extraescolares, para garantizar un entorno educativo seguro y adecuado.
  6. Chequeos médicos para detectar adicciones: se incluirán revisiones médicas para detectar adicciones tecnológicas en menores, prestando especial atención a cambios de conducta y problemas de salud física, psíquica y emocional derivados del uso inadecuado de tecnologías.
  7. Orden de alejamiento virtual: se introduce la pena de prohibición de acceso o comunicación a través de redes sociales para los condenados por delitos cometidos en el ámbito digital, evitando la revictimización de las víctimas.
  8. Regulación de deepfakes: se penaliza la difusión de imágenes o audios manipulados (ultrafalsificaciones) con la intención de dañar la integridad moral de las personas, con penas de uno a dos años de prisión.
  9. Uso de identidades falsas: agravamiento de penas para delitos cometidos usando identidades falsas, especialmente en casos de grooming, donde adultos se hacen pasar por menores para cometer abusos sexuales.
  10. Estrategia Nacional: se elaborará una Estrategia Nacional en colaboración con diversas entidades para fomentar la educación en ciudadanía digital y alfabetización mediática, además de investigar el impacto de la tecnología en el desarrollo cognitivo y abordar problemáticas como el ciberacoso.

Estas medidas buscan aumentar la protección de los menores en el entorno digital, asegurando un uso seguro y adecuado de las tecnologías y estableciendo responsabilidades claras para fabricantes y proveedores de servicios digitales.